El saxofón: Todo lo que debes conocer

Conoce todo acerca del saxofón: parte de su historia, los tipos de que existen, cuál es el mejor saxofón para un principiante, cuáles son los más comunes y cómo iniciarse en el aprendizaje del mismo.

saxofon

El saxofón

El saxofón es un instrumento musical diseñado inicialmente para ser usado en bandas militares. Y, a pesar de estar hecho con latón (metal), se encuentra clasificado entre la familia de los instrumentos viento-madera. Esto se debe a que su sonido es producido por la oscilación de una caña de madera o lengüeta, muy similar a la encontrada en los clarinetes.

Principalmente, el saxofón es icono del jazz y la música Big Band. De igual forma, hoy en día podemos escuchar su dulce y relajante melodía en la música popular (es decir: en una gran variedad de géneros musicales agradables para el público mundial en general).

¿Cómo aprender a tocar saxofón?

Ya conoces los principales tipos de saxofón y las diferentes tonalidades que logran alcanzar. Para aprender, en primera instancia, deberás elegir uno de ellos. El que te resulte más cómodo y consigas su sonido más agradable. Sin embargo, encontramos saxofones más ideales que otros cuando se busca iniciar en su aprendizaje.

¿Cuál es el mejor saxofón para aprender?

Si eres un principiante lo mejor es comenzar con un saxofón alto, ya que su tamaño y peso es bastante cómodo de manejar y las notas que alcanza son muy agradables. Cabe resaltar que es el más popular en el jazz.

Te dejo aquí unos los mejores saxofones que puedes encontrar en Amazon:

¿Qué marca de saxofón elegir?

Existen muchas marcas de saxofón para elegir, las cuales varían notablemente en costo y calidad. Busca las más reconocidas si quieres adquirir un buen saxofón.

Entre las principales marcas puedes encontrar: SELMER, YANAGISAWA y YAMAHA.

Algunos consejos para principiantes

  • Familiarízate con el instrumento: es muy importante conocer su funcionamiento. Toma el tiempo necesario para estudiarlo y analizarlo.
  • Escucha música donde el saxofón este presente: entre más música de diferentes intérpretes escuches, más rápido podrás encontrar el estilo que te motive e identifique.
  • Asume siempre una buena postura: Puedes comenzar a practicar estando sentado sobre una silla con la espalda erguida y mirada firme, así permites mayor entrada de aire hacia los pulmones.
  • Busca un profesor de calidad que te asesore: es muy importante tener un profesor que te pueda guiar. Aprender de forma autodidacta no siempre es la mejor opción cuando queremos formarnos como saxofonistas.

Tipos de saxofón más comunes

Como sabemos existe una gran variedad de saxofones, diferenciados por su tamaño, el cual afecta, directamente, la nota que alcanza. En un inicio, el saxofón fue presentado en dos familias: 7 instrumentos para cada una. Estas dos familias contaban con un soprano, un alto, un bajo, un contrabajo, un barítono, un sopranino y un tenor.

Muchos de ellos no son muy conocidos en la actualidad, entre los principales y más populares encontramos:

Saxofón alto

El saxofón alto o “el saxo del jazz”, es un instrumento caracterizado, primeramente, por su afinación en Mi bemol. Posee un peso y tamaño muy cómodo de manejar. Y es uno de los más populares en la actualidad tras el surgimiento de las Big Band del jazz. En su estructura tiene 25 llaves, una única lengüeta o caña de madera sujeta por una boquilla de metal, plástico o madera.

Saxofón soprano

Este saxofón se diferencia por tener una caña más pequeña a comparación de los otros saxos, por ello, se debe aplicar mayor esfuerzo para hacerla vibrar y se debe tener mayor control al tocarlo. Existen dos tipos de saxofón soprano, uno recto y otro curvo. Muchos consideran el curvo más cómodo de manipular y también le atribuyen tener un sonido más “lleno”. Su tesitura va desde el Si♭ (bemol) hasta el Fa# (sostenido) o, inclusive, hasta el sol.

Saxofón tenor

El saxo tenor esta afinado en Si♭ (bemol). Es ligeramente más grande que el saxofón alto y más pequeño que el barítono. Gracias a sus características logra alcanzar sonidos graves con una finura incomparable. Principalmente, fue creado para la banda militar, pero con el auge vivido a causa del jazz, comenzó a utilizarse como instrumento de solistas.

Saxofón barítono

Este saxofón alcanza los sonidos más graves entre los saxos de la familia, poseyendo, lógicamente, el mayor tamaño. Una gran diferencia de este instrumento entre sus semejantes es que logra bajar su nota hasta un La. Esto con los modelos más modernos.

tipos de saxofon

Historia del saxofón

Su inventor, Antoine Joseph, mejor conocido como “Adolphe Sax”, de origen belga, respaldado con un gran conocimiento en la fabricación de instrumentos de viento-madera y viento-metal e inspirado en el funcionamiento de los clarinetes y el figle, comenzó a construir los primeros prototipos para finales de 1830.

A mediados de 1840 Sax ya había creado diferentes tipos de saxofón. Estos se diferenciaban por su tamaño: entre más grande, el sonido es más bajo; entre más pequeño, su sonido es más alto. Luego, en 1846, finalmente, patento su creación, la cual incluía 14 versiones del diseño básico.

Dicha patente fue otorgada durante 15 años. Culminado este tiempo (1865), otros músicos intervinieron en su diseño, mejorando algunos aspectos. El primer cambio significativo vino por parte de un fabricante de instrumentos francés. Este altero el diseño original ampliando un poco la campana y agrego una llave para hacer su tono más bajo. Actualmente, casi todos los saxofones han acogido este cambio.

Su aparición en el ámbito musical y el reconocimiento mundial de este instrumento se hizo cuesta arriba para Sax. Los músicos de la época no le atribuían mucho interés al sonido que producía. Sin embargo, posteriormente a su muerte (1894) -como muchos grandes de la historia-, el saxofón encontró la música jazz (1920-1930). Esto creo un gran auge en el reconocimiento mundial del instrumento.

Para el año 1950, el francés, M. Houvenaghel, aplicó un cambio radical en el diseño del instrumento. Aplico un nuevo conjunto de llaves que permitía lograr reducir un bemol con un semitono. Consiguiendo así, interpretar en una escala cromática más de dos octavas, haciendo la interpretación simple de una escala diatónica. No obstante, los cambios que realizo en el instrumento no se mantienen hoy en día; fueron parciales.

Valoración
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros (Google) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, por lo que los terceros reciben información sobre tu uso de este sitio web.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de las cookies. Puedes obtener más info o saber cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies